Moët & Él & Yo…

A veces me da por no usar Malbec y vestir de seda y burbujas. A veces los labios rojos atraen más que en tonos violetas. A veces las risas suben como espuma de un buen Moët.

San Valentín simplemente combinó y me niego a celebrar solo un día de romance. Alguien que me encanta dice que “el romanticismo es solo para aderezar la relación”. Bueno, a mi… ¡me encantan los aderezos!

Fue entonces que en un sueño, recontando la velada, me vi contestando la pregunta: ¿Con qué marida un Moët? Pues anoche comprobé que la combinación de fresas, chocolates y champagne, no es solo un cliché sino un maridaje perfecto. Un Moët Brut tiene ese grado equilibrado de dulce y seco que permite combinarlo con sabores como el chocolate amargo, chocolates de avellanas y frutos rojos.

Para mi, Moët habla de elegancia y tradición, de romance y amor. Moët marida con un babydoll de seda y encaje, con un lipstick rojo, con besos y abrazos, con velas y sueños.

Moët & Él … al parecer … maridan conmigo.

 

 

Follow my blog with Bloglovin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s